damas y caballeros, ben gibbard

all-time-quarterback.jpg

el mejor guitarrista del planeta debe ser Ben Gibbard. escuchar su proyecto, ¡All-Time Quarterback!, me hace imaginar que, un día cualquiera, este muchachón se fue a la plaza 2 de Mayo. compró una guitarrita de triplay, sus cuerdas de nylon Yolanda y una funda ralaza. luego con un cassette en blanco se grabó en su walkman. ¿qué pasó entonces? hizo canciones bellísimas. así de simple. ¡all-Time Quarterback! es un disco que recopila las inquietudes musicales que tuvo por Ben por el 99. algunos de los temas tienen un sonido de demo tape, amateur, casero. se escucha a Gibbard llenando el vacío con sus canciones. uno de sus puntos más fuertes es su delicado timbre vocal, que acompañado por los rasgueos-latigazos que da a la guitarra hace que suene muy bien en varias ocasiones. “rules Broken” con su batería programada de teclado y las notas de la guitarra que se deslizan luego de cada fraseo, la convierten en una de las mejores canciones. a comparación del resto de temas, también suena más nítido y pulido. pero la instrumentación siempre es minimalista. “untitled” hace recordar a las canciones alegres de los Beatles. leche de la cual todos se han amamantado. “factory Direct” y “Sock Hop” deben ser los mejores ejemplos para resumir a ¡All-Time Quarterback! ambas son cortitas, contundentes, cálidas. indie pop que no se regocija en sonar infantil. también hay un cover de Merritt (The Magnetic Fields), “Why I Cry”. ahí la voz de Gibbard juega a ser más adolescente. el cierre se da con “Send Packing”. uno de esos temas que te hace reflexionar sobre la vida, por más cliché que suene… en general, ¡All-Time Quarterback!, son 28 minutos entretenidos. con matices sensibles, solitarios y sonrientes. pero sobre todo es un disco dibujado con intimidad. se agradece que Gibbard lo haya compartido con sus oyentes, y que siga produciendo a través de Death Cab for Cutie  

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: