blurry: chapter six

my Bloody Valentine. slowdive. pale Saints. medicine. sorpresa, impresión y profundidad. algunas dosis que tiene Pleamar. el problema quizá sea una cuestión de tardanza. es obvio que Resplandor no es una fiera que busca competencia con aquellas bandas. el actual momento del rock permite la influencia de enormes muestrarios sonoros. la confluencia de sensibilidades-sonido. y la expresión de alternancias y paralelismos de herencias musicales. no es bueno arrastrar el pasado. y Resplandor no puede ser acusado de ser un bastardo del Loveless. son una banda con enfoque experimental. de ideas, talento e inquietudes contemporáneas. un grupo que asimila las renovaciones para proyectar su sonido cálido… nunca me ha gustado de Resplandor el hecho de que son shoegazers. o noise poperos. o dream poperos. que la música sea una cuestión de acción y no de ilustración. la honra de la luz propia, ante todo. con una sangre repleta de sonido. y no con un cerebro lleno de cd’spleamar es un disco de roces, de garúas de ciudad lejana. hecho con esfuerzo. querían entrar a la casa con una botella de vino en la mano. pero darle la mano a Robin Guthrie no es mérito. que le guste la música que sale de ti mismo, sí. guthrie releyó los temas a partir de su práctica. resultado: se nota su influencia. pero ojalá que Resplandor no espere ser absorvido y amaestrado. no se puede ser cachorro en el tercer disco. ellos deben ser su propia energía. on their own… una de mis quejas a Pleamar es que no me deja un tema inolvidable. en Elipse estaba “Melancolía“. en Ámbar, “Luna“. tampoco me gusta el limitado vocabulario de Antonio Zelada al escribir canciones. muchas palabras cliché en “Whisper“. mi última queja es que no se incluyó ningún bonus track… el disco empieza con “Solar“. en el split The Radio Dept./Resplandor del 2006, había una primera versión que suena muy opaca y plana en comparación con la actual. el tema ha sido insuflado por la delicia vocal de Ana Breton y el cuerpo sonoro chambeador de Guthrie. “solar” es un tema ganador. lo ardiente dibujando un acorde. para no olvidarse de la discoteca está “Downfall“. melodía agradable. despedida de voces tierna. el mejor aporte de Luis Rodríguez es “Raindrops“. tonalidades Cocteau Twins. film sobrecogedor. sugestión de hálito humano. lo único malo de “Breathe” es su quiebre cuasi new metal. la nueva versión de “Oeste” también ha mejorado. es uno de los temas fuertes. percusión sutil pero participativa. diagonales cortándose. una medianoche eléctrica se abre paso en “Pleamar“. espacio abierto hacia delante. el closing es “Twilight” de ecos “Avalyn I“… Pleamar es nuboso y no tanto de oleajes. ojalá no sea un punto de partida ni de llegada, sino otro episodio sincero, cristalino, de caminos abiertos.

Anuncios

0 Responses to “blurry: chapter six”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: