i never met no one to deny a sound

desde hace varias semanas José Antonio y su primo tocan mi puerta. traen a Manu Chao, a Matisyahu, a Calamaro. y a Bersuit Vergarabat. josé Antonio siempre lleva su cuaderno naranja donde recopila lyrics que le gustan. pero también se quiere animar a escribir. y le he presentado demos. ensayamos en mi sala con su Fender Mustang. luego subimos 45 escalones hasta la azotea. tierra, postes de luz y un letrero de una conocida discoteca. no pasa mucha gente en las noches. nadie quiere hacer ruido… los proyectos estiran inquietudes a partir de covers. canciones que nos gustan mucho y que no nos retan a tocarlas. somos las canciones de otros. nos descubrimos ahí. no escucharlas es no vivir. no emocionarse es no escucharlas… toqué “Sonnet” en una presentación escolar. un rasgueo sencillo. el compañero que cantaba no era malo. interpretamos bien el tema. al salir del auditorio, un amigo colocó en la consola el Urban Hymns. cuerdas celestiales. eran únicos. mi amigo se acercaba haciendo el ademán de tocar un violín. el patio del colegio irradiado por “Bitter Sweet Symphony”… estoy en mi azotea tocando la última parte de “Sonnet”. empalmamos con “The Drugs Don’t Work”. canción que se enfrenta a uno. obra de 3 actos con desenlace sincero. he recordado los temas sin haberlos practicado en años. estaban ahí esperando. necesitaba una guitarra en las manos… tuve que conseguir el Urban Hymns nuevamente (perdí el cassette) y confirmo que es uno de los álbumes más hermosos que he escuchado. la foto estirada me hace recordar a los Beatles del Rubber Soul. ambos discos también tienen canciones que se desaceleran. “you Won’t See Me” y “Catching the Butterfly”. hubo problemas entre Nick McCabe y Richard Ashcroft. el guitarrista llegó tarde a las grabaciones. e incluso declara que nunca llegó a conocer al productor Flood. tal vez por eso, Nick no mira en la dirección del resto. pero en Urban Hymns me gusta bastante la soltura que pone Nick en las canciones. el pop va hacia la psicodelia. eran imprescindibles sus uñas, racks y multiefectos. él desquicia los temas y aporta siempre. (en sus inicios, The Verve no tocaba covers. dejaban hablar sus instrumentos. entre risas y alucinógenos)… el tema rocker es “The Rolling People”. continuidad distorsionada. mcCabe responde a la voz de Ashcroft. tema para permanecer. el último tarolazo va al despertar. el camino fascinante es “Catching the Butterfly”. la voz es una hoja al viento. y McCabe efectúa sus viajes de guitarra. canción de brazos extendidos. notable también es “Neon Wilderness”. reverberada. abierta. orbital. cerrando la fiesta está “Come On”. una de las mejores letras de Ashcroft. manifiesto de la música. regreso sudoroso… estar en la sala de ensayo de The Verve debe ser benéfico para el espíritu. fuerza, despegue, últimos botones de fuego. regresar a Urban Hymns es provocar una completa limpieza al oído de nuestro pan musical de cada día.

Anuncios

0 Responses to “i never met no one to deny a sound”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: