another day in the life

el autobús me arrastra por tiendas, hospitales, bancos. se detiene. vuelve a empezar. se detiene. sus pasajeros respiran silenciosos. escapan vociferando. desploman su cabeza. caen… los años nos han entregado un ciudad horrible. desordenada. donde los ladrones suben al autobús y uno sabe que son ladrones. donde los hombres de terno suben y uno sabe que son hombres de corbata y deben cuidarse de los ladrones. mi vida lenta. 3:50 en el autobús. 3:50/ 3:50/ 3:50/ 3:50/ 3:50. voy a estallar… una mujer al lado de otra mujer. casi obesas. pieles de madera. una de ellas se sujeta a la baranda. la otra apenas apoya su trasero. sus manos ocupan una guitarra. llena de stickers. la caja rota socorrida por cinta adhesiva. esa guitarra quiere sobrevivir. no sabe qué es la muerte. mientras, las mujeres entonan valses con sus voces gastadas. endurecidas de ciudad y miseria. sin tristeza: agitadas por el autobús su vida camina cantando. reteniendo valses. y recolectando monedas… las cuerdas suenan deslucidas. el sonido gris del uso. ambas mujeres cantan mirando al frente. esquivan pasajeros. de sus bocas sale la tradición criolla. y minuto a minuto no se pierde. se hace fuerte. subiendo y bajando autobuses esas mujeres nos reconocen… al día siguiente. otra ruta. otras personas en otro autobús. pero un hombre cansado carga una guitarra. canta para vender sus caramelos. canta nuestra tradición.

Anuncios

0 Responses to “another day in the life”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: