Archivos para 9 noviembre 2008

this is our last song (III)

the-jesus-and-mary-chain-ticket-lima-2008

doy mis opiniones del concierto a Mila. es que soy un fan. he visto a mi banda favorita en mi ciudad. los he visto y escuchado y visto. y no me he reconocido. hay una distancia entre sus canciones, los discos que tengo y ese maldito stage a cincuenta pasos de mi… the Jesus and Mary Chain no fue aquel pájaro que afrontaba las fogatas. aquel pájaro que respondía enrojecido al deseo de la noche. aquel pájaro que se enredaba en sales y hogueras. aquellos soles y sueños inclinados al oído. esta vez los hermanos Reid no pudieron más… hoy mi banda favorita tocó con oficio, con experiencia, con fama, con reconocimiento. sin embargo, solo tocaron bien, solo bien. y soy un fan y he visto a mi banda favorita tocar bien, solo bien… pero ahora, a mi izquierda, en esta avenida Javier Prado, está la van con el pelucón de lentes oscuros. es él. sígalo, señor taxista, a esa camioneta, de vuelta en esta esquina, estaciónese, señor. y me he apresurado y he subido los escalones. en la puerta grité su nombre. william, William, please, my ticket, i enjoyed the show. dándole el lapicero. thanks, William. un garabato casi indefinible… y me alejo de la puerta del hotel. dos valets me preguntan qué banda es. respondo: The Jesus and Mary Chain. y ahora soy un ticket colgando un fan alegre. y la distancia no es Escocia, no es East Kilbride, no son cinco álbumes. ahora todo es apenas a unas calles de mi casa. luego de dejar a Mila, retorno caminando frío y cansado. un ticket en la mano. y un fan en el cuerpo.

this is our last song (II)

the-jesus-and-mary-chain-ticket-lima-2008-2

los más complacidos con el concierto de The Jesus and Mary Chain habrán sido los que giran y giran el 21 Singles 1984-1998. se escucharon nueve temas de ahí. cinco temas salpicados de otros discos y dos temas nuevos que se andan promocionando en esta gira de reunión… los hermanos Reid no se han preocupado por recordar sus temas clásicos, sus temas más increíbles, sus temas más sonoros. solo se han preocupado por tocar lo que aún pueden tocar. las canciones que aún no les aburren. las canciones transparentes y blancas… su show mantiene mucho la cordura. casi no hay sudor. los hermanos Reid ya no fustigan ni crean una realidad musical. sino que se empalman a la realidad serena y rotacional de este planeta… si esperabas un show incadescente, éste no lo fue. así es The Jesus and Mary Chain en el año 2008. una banda reunida que toca buenos temas pero que tiene mejores canciones… el inicio fue “Snakedriver“, para ir refrescando a la gente. luego vino “Head On” con un público ávido de cadena. muy bacán como siempre “Between Planets“. me sorprendió escuchar la ilustrativa “Taste of Cindy“. moviendose un poco con “Halfway to Crazy” y “Blues from a Gun“. en esta gira, William Reid solamente se dedica a la guitarra mientras Jim se aferra al micrófono. con “Happy When it Rains” volvió la buena esencia. hube de emocionarme alguito al escuchar “Somecandy Talking“. las últimas líneas son para gritarlas hasta perderse en el sonido. una emoción contendia en “Teenage Lust“. su crueldad y severidad son bienvenidas… jim anunciaba la última canción. esa batería inolvidable de “Just Like Honey“. y el público coreando. la colmena llena de memoria, vida y resonancia… vino el encore. y el regreso con “Nine Million Rainy Days“. los Reid se despidieron con una oportuna y super extendida versión de “Reverence“. a disfrutarla hasta que acabe. permaneciendo un poquito más en el sonido de The Jesus and Mary Chain. una banda que aún le interesa a varios. y a este pequeño fan.

this is our last song

the-jesus-and-mary-chain-ticket-lima-2008-3

el show de la cadena empezó con Catervas. las oscilaciones dulces y electronizadas que arrojaba el tecladista cruzaron jardines y tabernas. los cuatro Catervas le caminan fantasía a sus temas. pero muy regulares, para mi gusto. y lamentablemente no tocaron “Garabatos“. único tema que les conozco… resplandor me sorprendió con siete integrantes sobre escena. dos señoritas, una chelista y una violinista, se sumaron en el apertural “Solar“. arreglos espejeantes, frágiles y de colinas silenciosas. una dama vestida de negro ahora se añade al espectro vocal en las canciones de Resplandor. una voz que surge estremecida y secreta. de fuentes líricas y de Evanescence. pero el principal peso vocal lo lleva Antonio Zelada. que debe mejorar increíblemente su interpretación para futuros conciertos. a comparación de Elipse o Pleamar, la voz live de Zelada suena áspera. una rueda deshecha que opaca los buenos temas de la banda. vuelve al whispering, Antonio, deja que tu voz se desprenda bajito, deja que sea airosa y mínima… luego invitaron a Robin Guthrie al escenario. añadió una capa más de guitarra a “Melancolía“, “Sol Océano” y “Pleamar“. la guitarra de Guthrie sonó algo enterrada. lamentablemente, Resplandor no tocó la hermosa “Luna“… y luego vino la espera por los hermanos Reid. the Jesus and Mary Chain. para muchos han pasado más de de veinte años, más de trescientos soles y más de cincuenta minutos para verlos en nuestra Lima. la desamparada de música. la de las radios fosilizadas. la sorda. la repleta de artistas alquilados.