Archive for the 'concierto' Category

la nueva canción de autor del perú (II)

javier-lazo-centro-cultural-de-espana1

el segundo día fue la noche de Javier Lazo. él declara que se sabe poco de sus canciones en el país. aunque por ahí he leído que Javier ha trabajado con Susana Baca, y que además ha ganado en el género fusión del Festival Claro… el show de Javier fue muy entretenido. su carisma, sus bromas, su diálogo y empatía con la audiencia produjeron un excelente concierto. por encima de todo, obviamente, estuvieron sus canciones. de acordes raros. ¿disminuidas o séptimas? con rasgueos viajeros y vibreros… hubo algunas menciones a los niños de Ventanilla y a los aplausos recatados del público europeísimo de Milán. pero creo que todos vieron en el escenario, a un compositor chambeador y de peso (en todos los sentidos). y si bien ninguna de las canciones que le oí a Javier Lazo fueron totales o creacionistas como de trovador universal, pues su voz y guitarras caminan impecables. la ciudad del futuro metro-vía tiene la presencia de autores de canciones como Javier. quién además tuvo la buena gana de permitirse invitar al escenario a Piero Montaldo. otro autor de canciones, que también ganó en el género criollo de Festival Claropiero sube, Javier se retira y todos aplauden. el señor Montaldo se lució con dos temas. uno de ellos, “Pregoneros”, hacía referencia a la Lima antigua y de revoluciones calientes. pero luego vino el mejor momento: el señor Lazo regresó por la puerta grande y se sentó junto al señor Montaldo. ambas voces subiendo a una canción. ahí hay amistad. hay compañeros y hay compositores… el final iba asomando. el pequeño encore, el bonus track y las hondas palmas. queda para varios el recuerdo de haber coreado, verseado y palmeado las canciones con Javier Lazo.

la nueva canción de autor del perú

lourdes-carhuas-centro-cultural-de-espana1

la canción de autor decide un compromiso con la ciudad. aquel que levanta su voz, o aquel que levanta su guitarra, extiende latidos, pájaros y pupilas, en canciones. y cada tema pertenece a un rostro y a una historia… aquel que levanta su guitarra, o aquel que levanta su voz, tuerce a la derrota con la música. y también es enemigo declarado de ver que las cosas —latidos, pájaros y pupilas— se hagan humo. he ahí que la canción de autor es impresión. es palabra sobre la página. es palabra entera recorriendo seis cuerdas. todo parece ser una dulce correspondencia: unos minutos y todo regresa a nuestras ventanas… el lunes, Lourdes Carhuas, me impresionó con su voz. sus interpretaciones, y composiciones propias, se desenvuelven en estilos como la zamacueca, el tondero o el género criollo en general. lourdes estuvo acompañada por dos coristas, un joven guitarrista y un cajonero. quienes desafortunadamente no pudieron acompañarla en un nivel óptimo. la luz estuvo sobre Lourdes Carhuas. sin embargo, por momentos, ella les sobrecargaba el trabajo. les exigía más sonido. y, bueno, a veces, dos o tres instrumentos no pueden hacerlo todo… entre varios temas, me gustó “Llévate este Ritmo”… antes de cada canción, lourdes presentaba el pasado. ella asume la música como extensión de la experiencia vital y soñada. además, hace hincapié en la magia rítmica que celebra la piel morena. el color de la piel cuesta un sonido… fue brevemente cómica su consideración futura a escribir una canción sobre el arroz con pollo. pues, si se ha escrito sobre un potaje nacional como el tamal, ¿por qué entonces otro plato tradicional, como el arroz con pollo, no podría ser elevado a música? no answer there. en general, fue una buena noche. las ovaciones, merecidas: hay voces que llevan por un territorio salvaje.

al unísono (III)

ticket-javiera-mena-2008-3

el sonido de Pestaña no es sobresaliente en lo más mínimo. pero su acto sí que tiene buenos momentos de enloquecedorcismo. e incluso momentos de gloria. la gloria de la imbecilidad, del desbarajuste lírico y mental. y sobre todo la gloria de cantar como cañonazo a la desvergüenza… bacteria por ahí rajó de Bareto y la cumbia blanqueada. también se disculpó por lo mal que sonaba su proyecto. al final, terminaron su set y se fueron entre aplausos… por fin salió Javiera Mena. muy atractiva. ella vestida de blanco parecía una rosa blanca. puede apreciar su silueta delgada y perfil ardiente desde mi ubicación. desde donde además se notaba un público mayormente masculino. pero Javiera había venido a Lima para dar lo mejor de sí. y más que su fina figura, ahí estaban sus canciones transparentes y sentidas de Esquemas Juveniles. temas de suave temblor, de primeras sensaciones. el sonido de la claridad alrededor de cada canción… no recuerdo bien cómo empezó ni terminó el concierto. pero recuerdo el pequeño error en “Cuando Hablamos“. y la sonrisa de Javiera cuando tocaba el piano en “Esquemas Juveniles“. “cámara Lenta” y “Está en tus Manos” sonaron precioso. uno que otro poserín intentó un pogo en “Al Siguiente Nivel“. javiera también compartió un par de temas nuevos. y creo que hasta hubo un encore. pero de lo que sí estoy seguro es de que me gustó mucho el concierto. porque los conciertos sirven para ser feliz.

al unísono (II)

ticket-javiera-mena-2008-2

el primer grupo invitado fue Marco y Nico. chicos de pantalones cortos y anteojos. ofrecieron xilófonos y percusión minimalista. rondinelas al estilo indie pop (de moda en este siglo). pude reconocer un tema: “A Camila“, que sonó muy desprolijo… el siguiente grupo fue Pestaña. es la primera vez que los escucho y su rollo fue todo una agitación. leo Bacteria, uno de los vocalistas, comentaba que tienen discos editados (o a editarse) en España y México… yo veo a Pestaña como un acto impresionista. y cada persona sabrá qué tanto puede soportar de esta banda. y qué puede disfrutar de esta banda. personalmente, me llamó la atención la performance de los tres cantantes. las figuras femeninas, Adri Vainilla y Amanda Veneno, en contorsión y sandungueo. bacteria y el programador Farid 21 pudieron también vestirse (disfrazarse) para la ocasión… pero, ¿qué puede ofrecer Pestaña más allá de su actuación? porque yo veo en Pestaña un grupo live n’ direct. hay que verlos gritar, cantar y melodizar para entenderlos. canciones cómicas como “Soy Artie“, “Por Petit Thouars“, “Alcurnia” me contagian un ritmo con la banda. y no un ritmo de la banda en sí…

al unísono

ticket-javiera-mena-2008

ahora que quizás, en un momento de calma, piense: los conciertos me sirven para ser feliz. y pienso que soy feliz porque algunos conciertos son una torre viva de amor. porque hay conciertos donde las canciones despiertan como campana fluvial. y escuchar las canciones, en vivo y en directo, miden, en secreto, a cada oyente. y la noche pasa a ser un corazón sagrado. y ello fue lo que sucedió en mi experiencia personal. el concierto que más disfruté el año pasado. javiera Mena en Vocé… no estaba muy confiado en que el concierto fuera a realizarse. las noticias iniciales de Off-On Entertainment no me daban mucha confianza. además el precio de las entradas me parecía disparatado. era la presentación de una compositora novel (supuestamente indie) y el costo de los tickets asomaba exagerado. también me produjo hilaridad notar que una sección se llamara Super Vip. wow! extraña clasificación. pero ya luego fue mejorando la cuestión. organizadores + trabajo = buen concierto. los precios disminuyeron. no hubo marcha atrás. y el show resultó estupendo…

el once en la espalda (III)

rock-parque-XI

a pesar de haber encontrado en G3 reminiscencias groseras de Minor Threat y 7 Seconds. y guitarreos calcados en “No es sólo tu Culpa” o “Quiero Saber”. o títulos calcados en “Traicionado” o “En tus Ojos”. sí, a pesar de que mucha de la música de G3 no es de G3, quería verlos. el cuarteto arrancó con “Pasan los Días”. siguió “de Vuelta al Rebaño”, que no lució su espectacular guitar solo. lamentablemente, las Gibson Les Paul no sonaron del todo entonadas e incluso se ensombrecieron por momentos. g3 no llegó a explotar y fue un acto cumplidor y efectivo. creo que de lo más ponedor fueron “Gris”, “Morir Día a Día” y “Ahora o Nunca”. otro extraordinario tema fue “En Casa”. tiempos distantes y amados. el final fue, obviamente, “Antisocial”. pero el goodbye total arreció con “Mayoría Equivocada”… los G3 se reunieron por los fans, por la música en los colmillos, por el sentimiento de tribu… otra banda que también quería ver era Asmereír. en esta ocasión no hubo un buen trabajo en el sonido. el bajo de Mark Reátegui sonó muy saturado, la guitarra de Eduardo Núñez era silenciosa y casi invisible en las distorsiones. la batería de César Araujo, muy seca. todas las grabaciones de Asmereír son registros desordenados y de vocalizaciones apresuradas. y así también fue este show. pero como Asmereír es, ante todo, furia, big balls y transtorno ska punk, nada importó. las canciones fueron aplaudidas y pogueadas insanamente. ahí estuvieron el mood de “Trauma Depresiva”, “Sin Dolor”, “Racista” y otras. también hubo un cover de Johnny Cash, “Ring of Fire”, donde se lució el trombón. y entre canción y canción ya era medianoche. y quedaban dos bandas por tocar… pero, bueno, esta ya ha sido un dura jornada y solamente quedan fuerzas para entrar en la noche y regresar a casa.

el once en la espalda (II)

rock-parque-XI

tragokorto ha pegado bastante con su disco …A Dónde Vas? inclusive durante el concierto me percaté de un panel muy grande con el nombre de la banda. sus seguidores habrán dejado todo su amor y apoyo en esa pieza rectangular. los Tragokorto tienen oyentes sinceros. muy bien. sin embargo, el sonido de la banda me suena muy adiestrado por la escuela chiquipunk limeña. ojalá Tragokorto se olvide de esa influencia y sea un remolino hirviente… luego vino La Mente y sus configuraciones de banda de sonido electropical. un gran papel de esta propuesta electropical lo lleva el discurso, sin embargo, durante el show, las voces de Ricardo Wiesse y Nicolás Duarte no tuvieron mucha nitidez. si habrán dicho algo, pues lo habrán entendido algunos oyentes muy atentos. el sonido de La Mente prende a las flaquitas a bailar. el ritmo es de tono colegial. hay buenos instrumentistas. y si uno no quería ver a la banda, pues podía apreciar algunos films jocosos y sarcásticos que La Mente proyectó durante sus canciones… y hubo otro film que se proyectó, una secuencia de The Ten Commandments. aunque con voces superpuestas. un verdadero gag de humor criollazo y vacilonero. al final de El Mar Rojo se encontraba el logotipo de Rock en el Parque. esa era el curioso refugio que se proyectaba en la vida de aquellos hebreos hollywoodenses. y hubo otro film que también se proyectó: el video de “Transmisor” de Catervas. rotó más de cinco veces para el esparcimiento del público… luego llegó Contracorriente. los temas de siempre y la actuación de siempre. contracorriente compensa su falta de novedades musicales con un doneo agresivo…